Valentina Acierno
Vicens Vidal
Victor Rahola
Xabier Eizaguirre
Xabier Unzurrunzaga
Xavier Fàbregas
Xavier Monteys
Xavier Rubert de Ventós
Zaida Muxí
Àlex Giménez
Amador Ferrer
Angel Martín
Anton Pàmies
Antoni Llena
Antoni Marí
Antonio Font
Aquiles González
Ariella Masboungi
Axel Fohl
Beth Galí
 
Cuando cierro los ojos y veo la imagen de Manuel
de Solà-Morales, sobresale sobre todo “el color”, que aplicaba a su estilo de vestir. Combinaba los colores estridentes de una forma única que él, y sólo él, sabía compaginar.
En esta perfecta combinación destaca una pieza que lo hacía singular y que él también singularizó: “La Corbata”. Era una pieza importante que siempre intentaba hacer resaltar por sus colores o por sus dimensiones.
Esto hizo que en un momento de su vida, diseñara varias de ellas con diferentes dibujos de planos de ciudades como el ensanche de Barcelona…
Estos colores demuestran una segunda imagen que guardo de él: su energía al exponer su pensamiento, sus ideas, sus análisis y sus
discusiones vehementes y acaloradas en temas culturales, urbanísticos y arquitectónicos, señalando la estrecha relación que debía haber entre el urbanismo y la arquitectura, pues consideraba que la ciudad necesitaba de la buena arquitectura y la buena arquitectura necesitaba de la ciudad.
Para mí fue un maestro y un gran teórico del urbanismo que supo construir un magnífico discurso sobre estas relaciones y conducirnos hacia unas vías de investigación y profundización muy importantes y necesarias.
Con estos dibujos he querido expresar mi admiración a mi amigo y maestro y también al profesional que nos marcó esta trayectoria que ha dado mucho a la arquitectura y al urbanismo catalán. / Barcelona